miércoles, 29 de octubre de 2014

Grandes de la Medicina Paraguaya: Prof. Dr. Juan Max Boettner.

Serie "Grandes de la Medicina Paraguaya".
PROF. DR. JUAN MAX BOETTNER grafito de Ofelia Echague Vera.

Nació en Asunción el 26 de mayo de 1899. Desde niño sintió pasión por la música.
Los años de adolescencia y los primeros de la juventud los pasó en Alemania, donde realizó sus estudios de bachillerato en piano, composición y armonía. Aprendió allí también los métodos de la investigación musicológica.

Se graduó como Doctor en Medicina en la Universidad de Buenos Aires, en 1926. Desde entonces alternó el ejercicio de la medicina con el de la música, tanto como pianista, compositor e investigador, además de alentar todo movimiento que tendiera a progreso musical en nuestro país.

Es autor, entre otras, de obras tales como Canciones Infantiles, Composición para piano, Una sinfonía, El sueño de Renée (ballet y orquesta), Suite guaraní para orquesta. Como musicólogo publicó, además del libro que se comenta en estas páginas, la obra Cómo reconocer el estilo y autor de una obra musical editada en la colección cultura del Ateneo de Buenos Aires.

Fue presidente del Ateneo Paraguayo y como médico dirigió el Sanatorio de Tuberculosis Bella Vista, del cual fue su creador. Actualmente dicho centro asistencial lleva su nombre. El doctor Juan Max Boettner murió en Asunción el 3 de julio de 1958 a la edad de 59 años, dejando incluso el segundo volumen de su obra dedicada a la música y los músicos del Paraguay.

(Luis Verón, ABC Revista, 26/01/03, pg:09).

El Profesor Doctor Juan Max Boettner honró a su patria, a la ciencia, a la cultura y al arte. Su dación por la causa de los enfermos lo ungen con la aureola de apóstol de la Medicina. Espíritu selecto desde niño sintió pasión por la música. Su sólida formación en los mejores centros de estudios de Alemania y Argentina completó su personalidad artística. Hombre de conocimiento universal, conocía perfectamente la problemática del hombre. Su consagración a la ciencia médica al servicio de los signados por la terrible enfermedad de la tuberculosis, marca una etapa de dolor y esperanza en su delicado espíritu.

Juan Max Boettner, en mayúscula, integra la galería de los ilustres que honran al género humano. El maestro Juan Max Boettner superó éstas difíciles etapas con talento y altruismo, atributo de hombres excepcionales.

César Arriola. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estén libres de aportar su opinión respecto a ésta página.